Mía es la Venganza, Yo pagaré, dice el Señor

¿Qué viene a nuestra mente cuando leemos estas palabras? ¿Pensamos que Dios va a cortar el cuello de nuestros enemigos? ¿Pensamos en el castigo y en el juicio que Dios traerá sobre los impíos? Gracias a Dios que Él NO es como nosotros, ni piensa como nosotros, nosotros podemos pensar en todo esto, PERO cuando un Dios de Amor, de Gracia y de Misericordia declara “Mía es la venganza, yo pagaré”, sus palabras están impregnadas con su amor y producen vida, sin embargo, cuando el hombre declara “Mía es la venganza”, sus palabras traen muerte.

“Porque mis pensamientos NO son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo el Señor. Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos.”
Isaías 55:8 y 9

Cuando Pablo perseguía a los cristianos, muchos dirían que Dios se vengaría por todo lo que los cristianos estaban sufriendo a manos de Pablo, PERO cuando Dios se manifiesta a Pablo, la venganza de Dios produjo restauración, salvación y vida.

Cuando nosotros hablamos de venganza, hablamos de castigo, de juicio y de muerte, cuando Dios habla de venganza, habla de perdón, de misericordia y de vida. Por eso, en Isaías cuando leemos acerca del Día de la Venganza, justo después vemos las consecuencias de dicho día . . .

“El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ungió el Señor; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel; a proclamar el año de la buena voluntad de Jehová, Y EL DÍA DE VENGANZA DEL DIOS NUESTRO; a consolar a todos los enlutados; a ordenar que a los afligidos de Sion se les dé gloria en lugar de ceniza, óleo de gozo en lugar de luto, manto de alegría en lugar del espíritu angustiado; y serán llamados árboles de justicia, plantío del Señor, para gloria suya.”
Isaías 61:1-3

El Día de Venganza de nuestro Dios trae consuelo a los enlutados, gloria a los afligidos, oleo de gozo a los abatidos, manto de alegría a los angustiados . . .

Este es nuestro Dios y esta es su Venganza.

“MÍA ES LA VENGANZA, YO PAGARÉ, DICE EL SEÑOR.”
Romanos 12:19b

© 2019 Ministerio Luz a las Naciones

We use cookies on our website. Some of them are essential for the operation of the site, while others help us to improve this site and the user experience (tracking cookies). You can decide for yourself whether you want to allow cookies or not. Please note that if you reject them, you may not be able to use all the functionalities of the site.