Un Camino aun más excelente: EL AMOR

Pablo dijo que la Ley es buena y así es, la Ley es buena porque nos protege de los que NO tienen amor en sus corazones, la Ley fue dada porque los hombres no tenían amor y donde no hay amor debe haber leyes.

Si los hombres no aman a su prójimo, se necesita una Ley que diga: “No matarás”; si los hombres no aman a su prójimo, se necesita una Ley que diga: “No robarás”; si los hombres no aman a su prójimo, se necesita una Ley que diga: “No codiciarás”, todas estas leyes se dieron para proteger a los hombres porque los hombres no tenían amor en sus corazones, por tanto, podríamos afirmar que la Ley es el sustituto del amor y los que no quieren caminar en amor, deben tener leyes. Sin embargo, nadie cumple la Ley en tu totalidad y, por eso, lamentablemente, los hombres siguen mintiendo, robando, matando, destruyendo, etc De hecho, la Ley de la que se jactaban los observantes de la Torá y que debía proteger a los inocentes fue usada para acusar, condenar y matar al Inocente: JESUCRISTO. Tristemente, muchos siguen usando la Ley para acusar, condenar y matar.

PERO Pablo también nos dijo que el AMOR es un “camino más excelente”, nosotros los que hemos entendido que Dios nos ama y hemos experimentado el amor de Dios, NO necesitamos una lista de leyes porque tenemos AMOR y este AMOR es lo que hace que NO mintamos, NI robemos, NI adulteremos, NI matemos, etc, etc

Dios, en un principio, NO quería un intermediario, pero los hombres pidieron uno; Dios no quería un Rey, pero los hombres pidieron uno; Dios no quería un Templo, ni leyes, ni sacrificios . . . pero Dios tuvo que dar todo esto porque es lo que los hombres querían para sus vidas y todo esto demostró que los hombres no tenían amor en sus corazones y no podían caminar en la voluntad de Dios. Todo lo que tocaba el hombre era corrompido por su falta de amor . . .

PERO

Gracias a Jesús, hemos vuelto al Jardín del Edén, sin la Ley, sin el Templo, sin sacrificios, sin intermediarios humanos . . . ahora podemos caminar en su voluntad, caminando en ese camino más excelente, el camino en el que se pueden ver las pisadas de nuestro amado Jesús, el camino del AMOR.

“Yo os muestro un camino aun más excelente . . . El amor nunca deja de ser . . . ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el AMOR.”
I Corintios 12:31b; 13:8a y 13

 

© 2019 Ministerio Luz a las Naciones

We use cookies on our website. Some of them are essential for the operation of the site, while others help us to improve this site and the user experience (tracking cookies). You can decide for yourself whether you want to allow cookies or not. Please note that if you reject them, you may not be able to use all the functionalities of the site.